Diferencias entre también y tampoco

Introducción

Las palabras también y tampoco son ambas adverbios y sirven para mostrar conformidad con lo que se ha expresado anteriormente. Sin embargo, se aplican a casos distintos.

—¡Hola! ¿Vas al aeropuerto?

—Pues sí. ¿y tú?

—Sí, yo también voy. Espero el autobús desde hace un rato. No sé a qué hora pasa.

—Yo tampoco lo sé. Voy a mirar el horario.

también

Indica conformidad o igualdad con un enunciado afirmativo hecho por otra persona.

    • Se emplea después de un enunciado afirmativo.
      Ejemplo:
      —Voy al aeropuerto.
      —Yo también voy.
    • Puede usarse antes o después del verbo.
      Ejemplo:
      Yo también voy.
      Yo voy también.

Para mostrar disconformidad o desigualdad con lo que se ha afirmado anteriormente, se utiliza simplemente el adverbio no.

Ejemplo:
—Voy al aeropuerto.
—Yo no. Voy al centro.

El adverbio también se emplea además para añadir información.

Ejemplo:
—La vida está más cara que hace años.
También hay que pensar que el dinero vale menos que antes.

tampoco

Sirve para mostrar conformidad o igualdad con lo que se ha negado anteriormente.

    • Se emplea después de una oración negativa.
      Ejemplo:
      —No sé cuándo pasa el autobús.
      —Yo tampoco sé cuándo pasa el autobús.
    • Puede usarse antes o después del verbo. Si va después del verbo, este debe negarse.
      Ejemplo:
      Yo tampoco cuándo pasa el autobús.
      Yo no sé tampoco cuándo pasa el autobús.

Para afirmar lo que se ha negado antes, se utiliza el adverbio .

Ejemplo:
—No sé cuándo pasa el autobús.
—Yo sí; pasa en diez minutos.

El adverbio tampoco se emplea además para refutar una idea en la expresión oral, sin necesidad de que esta niegue una información.

Ejemplo:
—Hace mucho frío. Me voy a poner un jersey.
Tampoco exageres. Estamos a 21 grados.