Diferencias entre deber y deber de

Introducción

Las perífrasis deber + infinitivo y deber de + infinitivo en español tienen significado diferentes: deber + infinitivo indica obligación, mientras que deber de + infinitivo indica suposición.

Todos los conductores deben respetar el código de circulación y conducir con precaución.

El conductor de este vehículo debe de haber conducido muy deprisa.

deber + infinitivo

La perífrasis deber + infinitivo tiene las características siguientes:

  • El verbo deber funciona como verbo modal en la perífrasis, indicando el modo en que se realiza la acción del verbo infinitivo.
  • Indica obligación moral o normativa.
    Ejemplo:
    Todos las opiniones deben ser respetadas.
    El alquiler debe pagarse el día uno de cada mes.

deber de + infinitivo

La perífrasis deber de + infinitivo tiene las características siguientes:

  • El verbo deber seguido de la preposición de funciona es un verbo modal al que sigue el verbo principal en infinitivo.
  • Esta construcción aporta una nota de inseguridad, suposición o probabilidad al verbo principal.
    Ejemplo:
    Carlota aún no ha llegado. Debe de haberse quedado dormida.

deber o tener que + infinitivo

El uso del verbo deber con el sentido de obligación no es tan común como puede ser en otros idiomas. Otra forma de expresar obligación de uso más frecuente en español es la perífrasis tener que + infinitivo.

Ejemplo:
Debemos salir ya, o llegaremos tarde.
Tenemos que salir ya, o llegaremos tarde.

Sin embargo, deber y tener que no siempre son intercambiables. Ambas perífrasis expresan lo que el orador considera necesario que ocurra. Lo que marca la diferencia entre ambas es la actitud del hablante al utilizar una u otra.

  • Deber se emplea cuando el orador expresa algo que considera necesario basándose en criterios subjetivos; esto es, expresa una suerte de consejo u opinión pero de forma concluyente.
    Ejemplo:
    Debemos darnos prisa.
  • Tener que se utiliza para indicar una necesidad basándose en consideraciones objetivas.
    Ejemplo:
    Tengo que marcharme; tengo una cita.

Por esta razón, deber y tener que no se usan indistintamente en cualquier tiempo verbal o modo.

  • Deber se utiliza sobre todo en presente y en condicional y raramente en futuro, indefinido o subjuntivo.
    Ejemplo:
    Debes hablar con propiedad.
    No debes/deberías decir palabrotas.
    Como deber aporta el sentido de consejo de lo que se considera necesario, al emplearlo en pasado tiene el significado contrario:
    Ejemplo:
    Debiste ser más educado. → no fuiste educado
  • Tener que sí acepta fácilmente cualquier tiempo o modo.
    Ejemplo:
    Todos los pasajeros tuvieron que presentar su pasaporte en la aduana. (indefinido)
    Todos los pasajeros tienen que presentar su pasaporte en la aduana. (presente)
    Todos los pasajeros tendrán que presentar su pasaporte en la aduana. (futuro)
    Es lógico que todos los pasajeros tuvieran que presentar su pasaporte en la aduana. (imperfecto de subjuntivo)