La estructura de la oración en español

¿Qué es una oración?

Una oración es una unidad gramatical formada por un sujeto y un predicado. El sujeto tiene siempre como núcleo un sustantivo y nunca puede comenzar por una preposición. El predicado tiene como núcleo un verbo, que puede ir conjugado en un tiempo simple, compuesto o ser una perífrasis verbal.

Las oraciones comienzan siempre con mayúscula inicial y se cierran con un punto. Cuando la oración es una pregunta o exclamación, comienzan y acaban con un signo de interrogación o exclamación.

Enunciado, oración y frase

  • Un enunciado es una secuencia de palabras con valor comunicativo y completo. Puede estar formado por una sola palabra, una oración o varias oraciones.
    Ejemplo:
    ¡Enhorabuena, campeones!
  • Una oración es una estructura gramatical formada por un sujeto y un predicado. Cada oración puede tener un solo núcleo verbal y a cada verbo le corresponde solo un sujeto. Es decir, si un enunciado contiene varios verbos, se considera entonces que se compone de varias oraciones.
    Ejemplo:
    Me llamo Carlota. → un enunciado, una oración
    Me llamo Carlota y tengo diecisiete años. → un enunciado, dos oraciones
    • Una proposición es una oración que se une por coordinación o subordinación a otra. Las proposiciones se clasifican en oraciones coordinadas u oraciones principales y oraciones subordinadas.
      Ejemplo:
      Me llamo Carlota y tengo diecisiete años. → una oración compuesta de dos proposiciones.
  • Una frase es un enunciado sin verbo.
    Ejemplo:
    ¡Cuánto tiempo, Carlota!

Tipos de oraciones

Las oraciones pueden ser personales o impersonales.

Oraciones personales

Las oraciones personales tienen un sujeto. El sujeto es la persona, animal o cosa que ejecuta la acción del verbo. Por ello, el sujeto y el verbo concuerdan siempre en persona (primera, segunda o tercera) y número (singular o plural).

Ejemplo:
Hoy Marta come tortilla de patatas.

Oraciones impersonales

Las oraciones impersonales carecen de sujeto. Se caracterizan además porque el verbo siempre se conjuga en tercera persona del singular.

Ejemplo:
Para comer hay tortilla de patatas.

¿Cómo identificar si una oración es impersonal?

Una forma de saber si una oración es impersonal o no es cambiar a singular o plural los elementos nominales de la oración. Si el verbo se ve obligado a cambiar de forma acorde, entonces no se trata de una oración impersonal. El elemento que concuerda con el verbo es el sujeto de la oración.

Ejemplo:
Para comer hay tortilla de patatas.
Para comer hay tortillas de patatas y calamares. → oración impersonal
En este restaurante se come comida tradicional.
En este restaurante se comen platos tradicionales. → oración personal

Una manera de clasificar las oraciones, sean personales o impersonales, es según la actitud del orador: si afirma, pregunta, ordena, rechaza, etc. Según este criterio se distinguen los siguientes tipos de oraciones:

    • Oraciones enunciativas o declarativas: el orador afirma o niega algo. Se clasifican en oraciones afirmativas y oraciones negativas. Comienzan con mayúscula inicial y se cierran con un punto (.).
      Ejemplo:
      Tengo hambre. (afirmativa)
      No tengo hambre. (negativa)
    • Oraciones interrogativas: el orador formula una pregunta para obtener información. Puede hacerlo de forma directa o indirecta. Si es directa, la oración comienza y termina con un signo de interrogación (¿?); si es indirecta, tiene la forma de una oración enunciativa.
      Ejemplo:
      ¿Qué hay para comer? (directa)
      Me pregunto qué hay para comer. (indirecta)
    • Oraciones exclamativas: el orador afirma o niega algo de forma exaltada. La oración comienza y termina con un signo de exclamación (¡ !).
      Ejemplo:
      ¡Qué hambre tengo!
    • Oraciones imperativas: el orador expresa un mandato, un ruego o hace una propuesta. El verbo aparece en modo imperativo.
      Ejemplo:
      Lávate los dientes después de comer.
      Vamos a la playa esta tarde.

Oraciones simples y oraciones compuestas

Dejando de lado la intención comunicativa del hablante, las oraciones pueden clasificarse según su composición en simples o compuestas.

Las oraciones simples consisten en un sujeto unido a un predicado.

Ejemplo:
Todas las noches ceno un vaso de leche o un yogur.

Las oraciones compuestas se componen de dos o más proposiciones que pueden mantener una relación de yuxtaposición, de coordinación o de subordinación.

  • Oraciones yuxtapuestas: oraciones del mismo nivel sintáctico unidas sin palabra de enlace sino por un signo de puntuación (coma, punto y coma, dos puntos).
    Ejemplo:
    Todas las noches ceno un vaso de leche o un yogur: no me gusta ir a dormir con la barriga llena.
  • Oraciones coordinadas: oraciones del mismo nivel sintáctico unidas por una conjunción coordinante.
    Ejemplo:
    Todas las noches ceno un vaso de leche o un yogur y me voy a dormir temprano.
  • Oraciones subordinadas: oraciones dependientes de una principal o de un elemento de la oración principal unidas por medio de una conjunción subordinante.
    Ejemplo:
    Todas las noches ceno un yogur para no irme a dormir con la barriga llena.

Oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas dependen sintáctica y semánticamente de una oración principal o de un elemento de la oración principal que se denomina antecedente. Van introducidas por un nexo que puede ser una conjunción, un pronombre o un adverbio relativos.

  • Oraciones de relativo: son oraciones subordinadas que aportan información adicional sobre el antecedente en la oración principal. Van introducidas por pronombres, determinantes o adverbios relativos, que sirven de enlace entre ellas y la oración principal.
    Ejemplo:
    Me gustó mucho la paella que comimos el otro día en aquel restaurante.
  • Oraciones condicionales: son oraciones subordinadas que señalan la condición que debe cumplirse para que ocurra lo que expresa la oración principal. Van introducidas por la conjunción si.
    Ejemplo:
    Cuenta conmigo si vuelves a ir a ese restaurante.
  • Oraciones de infinitivo, participio y gerundio: son oraciones subordinadas que expresan de forma abreviada el mismo contenido que otra oración con el verbo en forma personal.
    Ejemplo:
    Habiendo probado muchos restaurantes, creo que ese es el mejor.

Por norma general, las oraciones subordinadas van después de la oración de la que dependen. Si la preceden, entonces deben ir separadas por una coma.

Tipos de oraciones subordinadas

Las oraciones subordinadas pueden clasificarse también según la función que desempeñan con respecto a la oración principal a la que acompañan.

Las subordinadas sustantivas

Desempeñan la función de un sustantivo en una oración compuesta.

  • sujeto;
    Ejemplo:
    Es verdad que he llegado tarde. → Eso es verdad.
    Me alegra que te guste el trabajo nuevo. → Eso me alegra.
  • complemento directo;
    Ejemplo:
    Deseo que deje de llover. → Lo deseo.
    El joven me preguntó dónde estaba la oficina de correos. → El joven me lo preguntó.
  • complemento de régimen.
    Ejemplo:
    Confío en que le gustará el regalo. → Confío en ello.
    Entérate de si mañana es festivo. → Entérate de ello.

Las subordinadas adjetivales

Desempeñan la función de un adjetivo en una oración compuesta; es decir, como los adjetivos, complementan a un sustantivo.

Estas oraciones subordinadas también se denominan oraciones subordinadas de relativo. Se clasifican en especificativas y explicativas.

Ejemplo:
Los platos que usamos ayer en la cena son un regalo de mi hermano. → especificativa
Los platos, que aún están sin lavar, son un regalo de mi hermano. → explicativa

Las subordinadas adverbiales

Desempeñan la función de un adverbio o de un complemento circunstancial en una oración compuesta: complementan el modo en que tiene lugar la acción de la oración principal.

Ejemplo:
He llegado tarde porque perdí el autobús. → subordinada adverbial de causa
He ido al médico para que me dé una receta. → subordinada adverbial de finalidad
Hemos quedado donde nos conocimos. → subordinada adverbial de lugar (allí)
He preparado la tarta como dice la receta. → subordinada adverbial de modo (así)
Te llamo cuando llegue a casa. → subordinada adverbial de tiempo (entonces)

Solo las subordinadas adverbiales de lugar, modo y tiempo pueden sustituirse por un adverbio.

Tipos de predicados

Otra forma de clasificar las oraciones es según el tipo de predicado, que se define por la naturaleza y propiedades del verbo. Según este criterio, las oraciones se clasifican en transitivas, intransitivas y copulativas.

  • Oraciones transitivas: contienen un complemento directo (CD).
    Ejemplo:
    Mi hermana habla japonés y alemán.
  • Oraciones intransitivas: no contienen ni pueden contener un complemento directo.
    Ejemplo:
    Nací en diciembre de 1988.
  • Oraciones copulativas: se forma con uno de los verbos copulativos (ser, estar, parecer). Los verbos copulativos carecen de significado; sirven de unión entre el sujeto y el predicado, que generalmente es un adjetivo o un sustantivo que señalan una característica del sujeto. Este adjetivo o sustantivo se denominan «atributo».
    Ejemplo:
    La habitación es grande.
    Mi hermano es pintor.
    El cielo está soleado.
    El conductor del autobús parece cansado.

Estilo directo y estilo indirecto

El estilo directo es la forma de reproducir enunciados en primera persona, o literal a modo de cita entrecomillada. El estilo indirecto expresa en tercera persona las palabras de otra persona.

Ejemplo:
Me gusta mucho este restaurante. → oración enunciativa en primera persona
Laura exclamó: «Me gusta mucho este restaurante». → estilo directo entre comillas
Laura dice que le gusta mucho ese restaurante. → estilo indirecto

Consulta el apartado Signos de puntuación para aprender a utilizar correctamente los dos puntos y las comillas en español.