Interrogativas indirectas

Introducción

Las oraciones interrogativas indirectas no van entre signos de interrogación (¿?). Se trata de oraciones subordinadas que van introducidas por una oración enunciativa y que implican algún tipo de elección entre dos o varias opciones o que ponen de manifiesto alguna incertidumbre. Las oraciones enunciativas que introducen las interrogativas indirectas suelen tomar las formas siguientes:

Ejemplos:
Yo no sé …
Él pregunta ...
Yo no entiendo ...
A ella le gustaría saber ...
¿Me podría decir ...?
No te voy a explicar ...

En este apartado conocerás las formas que pueden adoptar las interrogativas indirectas, así como las reglas de puntuación que hay que tener en cuenta. En la sección de ejercicios puedes practicar lo que has aprendido.

Estructura de la oración

La estructura de las oraciones interrogativas indirectas difiere de las interrogativas directas o convencionales, pues no es necesario invertir el verbo y el sujeto. En cambio, las interrogativas indirectas adoptan la misma que la de las oraciones enunciativas: partícula interrogativa + sujeto + verbo + predicado.

Las interrogativas indirectas pueden ser a su vez totales o parciales.

Ejemplo:
¿Es (ella) feliz? → No te voy a decir si (ella) es feliz. (interrogativa indirecta total)
¿Cuándo tiene (él) tiempo? → No sé cuándo (él) tiene tiempo. (interrogativa indirecta parcial)

Interrogativas indirectas totales

Las interrogativas indirectas totales van encabezadas por la conjunción si. Esta partícula introduce una oración subordinada que plantea una elección entre dos o más opciones contrapuestas.

Ejemplo:
¿Viene Lorena mañana? – Carlos pregunta si Lorena viene mañana (o no).

Interrogativas indiretas parciales

Las interrogativas indirectas parciales van encabezadas por un pronombre interrogativo (qué, quién, cuál, cuánto) o por un adverbio interrogativo (cómo, dónde, cuándo, cuánto).

Ejemplo:
¿Cuándo viene Lonrea? – Carlos pregunta cuándo viene Lorena.

Puntuación

Las preguntas interrogativas indirectas no van entre signos de interrogación (¿?), sino que tienen la forma de una oración enunciativa subordinada. Solo se pueden usar los signos de interrogación cuando la interrogativa indirecta forma parte de una interrogativa directa.

Los pronombres y adverbios interrogativos siempre llevan tilde, tanto en las interrogativas directas como en las indirectas.

Ejemplo:
¿Me puede decir cómo se llama esta calle?