Oraciones negativas

Introducción

Las oraciones negativas niegan lo que expresa el verbo. En español, la partícula de negación por excelencia es el adverbio no, que debe preceder al verbo.

En este apartado encontrarás una explicación acerca de cómo negar las oraciones o alguno de sus elementos en español, teniendo en cuenta todas las particularidades propias de este idioma. En la sección de ejercicios puedes poner a prueba tus conocimientos.

sujetonoverbo

complemento directocomplemento indirecto
María no muestra el camino a sus amigos.
María no ha mostrado el camino a sus amigos.

Oraciones negativas con pronombres

Cuando se sustituyen los complementos directo e indirecto por los pronombres correspondientes, dichos pronombres se deben interponer entre el adverbio no y el verbo. El orden de los elementos de la oración pasa a ser:

sujejo + no + pronombre de complemento indirecto + pronombre de complemento directo + verbo.

Ejemplo:
Ella no me lo ha mostrado.

Nota

Cuando se da respuesta a una pregunta de sí y no (oración interrogativa total), el adverbio no aparece dos veces consecutivas: una como respuesta a la pregunta y otra como parte de la oración negativa que reitera la respuesta de forma extensa.

Ejemplo:
¿Has ido al médico? – No, no he ido al médico.

También se puede utilizar el adverbio no al final de una oración enunciativa tras una coma y entre interrogaciones para transformarla en una pregunta indirecta, donde se quiere corroborar que se cree conocer la respuesta.

Ejemplo:
Te llamas Pedro, ¿no?

La doble negación

En español, hay otras palabras además del adverbio no que sirven para negar la oración: nadie, nada, nunca, etc. En cualquier caso, sigue siendo necesario emplear el adverbio no. Por esta razón, se considera que en español la negación es doble.

  • no ... (a) nadie
    Ejemplo:
    No veo a nadie en la calle.
  • no ... nada
    Ejemplo:
    No hay nada más bonito.
  • no ... nunca/jamás
    Ejemplo:
    No voy a ir nunca a ese país.
  • no ... tampoco
    Ejemplo:
    Yo no lo sé tampoco.
  • no ... ningún
    Ejemplo:
    No conozco a ningún dentista bueno.
  • no ... ni ... ni
    Ejemplo:
    Eso no tiene ni pies ni cabeza.

Pero: si alguna de estas palabras antecede al verbo, entonces el adverbio no es innecesario, y la negación se simplifica.

Ejemplo:
Yo no he ido nunca a Sudamérica.
→ Yo nunca he ido a Sudamérica.
Hoy no has hecho tampoco los deberes.
→ Hoy tampoco has hecho los deberes.

Nota

Aunque estas palabras no siempre sean necesarias, pueden añadirse para reforzar la negación.

Ejemplo:
Desgraciadamente, Pablo no tiene amigos.
Desgraciadamente, Pablo no tiene ningún amigo.

Antónimos

Algunas palabras tienen antónimos. Las oraciones negativas también deben incluirlos.

Forma positiva
→ Forma negativa
Ejemplo
alguien
→ nadie

Alguien podrá ayudarte con los deberes.
Nadie podrá ayudarte con los deberes.

algún
→ (no)…ningún

Seguro que tengo algún bolígrafo para prestarte.
→ Seguro que no tengo ningún bolígrafo para prestarte.

algo
→ (no)…nada

Amparo me ha contado algo interesante.
→ Amparo no me ha contado nada interesante.

siempre
→ nunca/jamás

Siempre voy de vacaciones a España.
Nunca/Jamás voy de vacaciones a España.

también
→ tampoco

Yo también escucho la radio a diario.
→ Yo tampoco escucho la radio a diario.

todavía/aún
→ ya no

El auditorio está todavía/aún lleno.
→ El auditorio ya no está lleno.

todo
→ (no)…nada

Aquí está todo bajo control.
→ Aquí no está nada bajo control.

todos
→ nadie

Todos han llegado puntuales.
Nadie ha llegado puntual.

un
→ (no)…ningún

El bar tiene una salida de emergencia.
→ El bar no tiene ninguna salida de emergencia.