Oraciones impersonales

Introducción

Las oraciones impersonales en español carecen de sujeto gramatical. El verbo siempre ha de conjugarse en la tercera persona del singular.

En este apartado encontrarás una explicación clara y completa sobre los verbos que pueden formar oraciones impersonales en español. Además, aprenderás a distinguirlas de oras oraciones personales con sujeto omitido. En la sección de ejercicios puedes poner a prueba tus conocimientos.

Ejemplo

Hoy está despejado y por eso hace mucho calor. Sin embargo, se dice que es mejor quedarse en casa esta tarde, porque en unas horas diluviará y seguro que luego se estará más a gusto. Así que creo que hoy no iré al gimnasio, pues me basta con ir mañana. Hoy hay cosas más importantes que hacer y ya es muy tarde.

Anuncio

Nota

No se deben confundir las oraciones impersonales con las oraciones con sujeto omitido. En español es habitual omitir el pronombre personal sujeto, pues esta información ya se obtiene a través la conjugación del verbo. Este sujeto omitido se denomina también sujeto elíptico o tácito.

Ejemplo:
Está bailando bajo la lluvia.

no es una oración impersonal: él o ella baila bajo la lluvia

Expresiones impersonales

En español existen numerosas expresiones impersonales. Las más importantes presentan la siguiente estructura:

ExpresiónEjemplo
ser + nombre Es una pena que no puedas venir.
ser + adjetivo Es importante recolectar dinero para la asociación.
estar + adverbio + que/infinitivo Está mal que engañen a la gente.
Está mal engañar a la gente.
bastar/sobrar Me basta/sobra con ir mañana.
parecer Parece de día.
Parece que hemos perdido el tren.

El verbo haber

En español, las oraciones que se construyen con el verbo haber son transitivas e impersonales. El verbo haber se ha de conjugar siempre en tercera persona del singular; es decir, no debe concordar en ningún caso con el elemento nominal que lo acompaña, que no es sujeto sino complemento directo. Las oraciones impersonales con haber pueden conjugarse en presente, pasado y futuro.

Ejemplo:
Hay cosas más importantes que hacer.
Había muchas personas. (no: Habían muchas personas)

Los verbos de fenómenos meteorológicos

Los verbos de fenómenos meteorológicos siempre forman oraciones impersonales: amanecer, anochecer, llover, diluviar, nevar, helar, granizar, tronar, escampar, relampaguear, etc.

Ejemplo:
anochecer → En verano anochece sobre las diez.
diluviar → En unas horas diluviará.
nevar → Mañana nevará en Los Picos de Europa.

Los verbos ser, hacer y estar

Algunas condiciones climatológicas se expresan con los verbos ser, hacer y estar (hacer viento, estar nublado, etc.). En este caso, las oraciones también son impersonales:

Ejemplo:
Es verano.
Por eso hace mucho calor.
Hoy está despejado.

Expresiones temporales: ser y hacer

Los verbos ser y hacer permiten expresar el paso del tiempo. Las oraciones que forman en este sentido son impersonales:

Ejemplo:
ser → Ya es muy tarde.
hacerHace dos horas que he llegado.

Impersonales reflejas

Las oraciones impersonales que se forman con el pronombre se se denominan impersonales reflejas. Se construyen siempre con un verbo en la tercera persona del singular:

  • con el verbo estar;

    Ejemplo:
    Luego se estará más a gusto.
    Se está mejor en verano que en invierno.
  • con verbos intransitivos (sin complemento directo);

    Ejemplo:
    Se dice que es mejor quedarse en casa esta tarde.
    En verano se duerme mal porque hace mucho calor.
  • con verbos transitivos.
    Los verbos transitivos van acompañados de un elemento nominal, el complemento directo, que indica persona o cosa. En las oraciones impersonales con un verbo transitivo, el complemento directo solo puede ser una persona y siempre va introducido por la preposición a. Tanto si el complemento directo es singular o plural, el verbo se ha de conjugar siempre en la tercera persona del singular.
    Ejemplo:
    Se entrevistó a un conocido director de orquesta.
    Se entrevistó a los candidatos para el puesto de trabajo.

Si el complemento directo es una cosa, entonces no se trata de una oración impersonal, sino de una oración de pasiva refleja, donde el sujeto de la oración, el sujeto paciente, es el elemento nominal que acompaña al verbo y siempre tiene que concordar con él en número.

Ejemplo:
Se vende coche de segunda mano.
Se venden coches de segunda mano.

Info

A menudo se confunden las oraciones impersonales con se con las oraciones de pasiva refleja. Un truco para saber si se trata de una oración impersonal o no es cambiar el número del elemento nominal que acompaña al verbo. Si el verbo se ve obligado a concordar con él en número, entonces se trata de una oración de pasiva refleja. Si no, tenemos ante nosotros una oración impersonal:

Ejemplo:
Oración de pasiva refleja: Se vende casa en primera línea de playa. → Se venden casas en primera línea de playa.
Oración de pasiva refleja: Se busca actor de doblaje para una película de terror. → Se buscan actores de doblaje para una película de terror.
Oración impersonal: Se busca a un actor de doblaje para una película de terror. → Se busca a actores de doblaje para una película de terror.

Oraciones personales con sujeto omitido

En español es muy frecuente omitir el sujeto. En ningún caso han de confundirse las oraciones con sujeto omitido con las oraciones impersonales, donde no hay sujeto gramatical y el verbo siempre se conjuga en singular. El sujeto omitido de estas oraciones se conoce también como sujeto tácito.

La omisión del sujeto puede deberse a las siguientes razones:

  • omisión por desconocimiento;
    Ejemplo:
    Me robaron la cartera en el metro.
  • omisión voluntaria;
    Ejemplo:
    Me han regalado unas entradas para el teatro.
  • omisión por indeterminación.
    Ejemplo:
    Dicen que el profesor de matemáticas está de baja.

En estos casos el verbo se conjuga en tercera persona de plural, independientemente de si el sujeto, cuya identidad se desconoce o se considera irrelevante, se refiere a una sola persona o a varias.