Diferencias entre pero, sino y si no

Introducción

Pero y sino son ambos una conjunción adversativa. Sin embargo, «si no» pertenece a una categoría gramatical diferente, y no debe confundirse nunca con sino.

Me encantan los helados. Pero no me gusta cualquier sabor, sino solo los de chocolate y vainilla.

Solo como helados en verano; si no, me resfrío.

pero

  • Conjunción adversativa: contrapone dos conceptos diversos.

    Cuando liga dos enunciados, va precedido de una coma.

    Ejemplo:
    Tengo muchas ganas de ir al lago, pero tengo que trabajar.

    Cuando liga dos palabras, prescinde de la coma.

    Ejemplo:
    El viaje fue largo pero tranquilo.

    Cuando le sigue un inciso, va entre comas.

    Ejemplo:
    Había entrenado muy duro, pero, aún así, la carrera fue dura.
  • Al comienzo de un enunciado sin relación con otro anterior, sirve para dar énfasis a lo que se dice.
    Ejemplo:
    Pero ¡qué pastel tan delicioso!

    Sin coma.

También se puede escribir dentro de la exclamación o de la pregunta.

Ejemplo:
¡Pero qué pastel tan delicioso!

sino

  • Conjunción adversativa: permite, negado un concepto, afirmar otro a continuación.
    Ejemplo:
    No he comprado zumo de naranja sino de manzana.

    El primer enunciado debe ir negado.

Para poder ligar dos oraciones, debe ir precedido de una coma y seguido de que.

Ejemplo:
El año pasado no viajé a Cuba, sino que me fui de vacaciones a Ecuador.
  • Sustantivo: destino.
    Ejemplo:
    Mi sino es viajar a la Luna.

si no

  • Resulta de la combinación de la conjunción «si» y el adverbio de negación «no». Tiene un sentido condicional.
    Ejemplo:
    Perderás el autobús si no te das prisa.

Si el enunciado que expresa la condición aparece en primer lugar, se escribe entre pausas.

Ejemplo:
Date prisa; si no, perderás el autobús.