Pretérito perfecto de subjuntivo

Introducción

El pretérito perfecto de subjuntivo, o pretérito perfecto compuesto, se usa detrás de ciertas expresiones en oraciones que expresan acciones finalizadas que siguen vinculadas al presente o acciones que finalizarán en el futuro.

A continuación te proponemos una explicación completa y sencilla de los casos en los que el español rige el empleo del subjuntivo en pretérito perfecto, así como las normas de conjugación para los verbos regulares e irregulares. En la sección de ejercicios puedes practicar lo que has aprendido.

Ejemplo

Esperamos que la operación haya sido todo un éxito.

Podrás ver a tu hermano cuando haya salido del quirófano.

Anuncio

Uso

El pretérito perfecto de subjuntivo se emplea en determinadas oraciones subordinadas para expresar:

  • una acción finalizada que sigue vinculada al presente;
    Ejemplo:
    Esperamos que la operación haya sido todo un éxito.

    la operación acaba de realizarse

  • una acción que finalizará en el futuro.
    Ejemplo:
    Podrás ver a tu hermano cuando haya salido del quirófano.

    su hermano sigue en el quirófano

Nota

Las listas siguientes incluyen las expresiones tras las cuales debe emplearse el subjuntivo.

Oraciones subordinadas

El pretérito perfecto de subjuntivo se emplea en oraciones subordinadas cuando el verbo de la oración principal está en alguno de los tiempos siguientes y la acción de la oración subordinada ha finalizado o habrá finalizado pero sigue vinculada con el presente o el futuro.

tiempooración principaloración subordinada
presente Me alegro de… que haya venido
pretérito perfecto Me he alegrado de…
futuro simple Me alegraré de…
futuro compuesto Me habré alegrado de…
futuro próximo Siempre voy a alegrarme de…
imperativo ¡Alégrate de…!

Conjugación

Para conjugar un verbo en pretérito perfecto de subjuntivo se toma el verbo auxiliar haber en presente de subjuntivo y el participio del verbo principal.

personahaberparticipio
yo haya

hablado

aprendido

vivido

hayas
él/ella/usted haya
nosotros/-as hayamos
vosotros/-as hayáis
ellos/ellas/ustedes hayan

Participio

El participio en español se obtiene quitando las terminaciones del infinitivo -ar, -er, -ir, y añadiendo -ado o -ido a la raíz a los verbos acabados en -ar y -er/-ir, respectivamente.

Ejemplo:
hablar – hablado
aprender – aprendido
vivir – vivido

Excepciones:

Algunos participios en español son irregulares.

  • Cuando la raíz de un verbo acaba en vocal, la i de la terminación -ido del participio debe acentuarse. Así se indica que la vocal de la raíz del verbo y la de la terminación son independientes y no forman un diptongo.

    Ejemplo:
    leer – ldo
    traer – trdo
  • Algunos verbos en español tienen dos participios: uno regular y uno irregular. Otros verbos pueden tener además dos participios irregulares. Se trata en todo caso de participios aceptados por la RAE, y pueden utilizarse indistintamente, pues son correctos. La tabla siguiente recoge los verbos más frecuentes de este tipo.

verboparticipio irregularparticipio regular
abrir abierto
decir dicho
escribir escrito
hacer hecho
freir frito freído
imprimir impreso imprimido
morir muerto
poner puesto
proveer provisto proveído
suscribir suscrito/suscripto
ver visto
volver vuelto