Tipos de adverbios en español

Introducción

Los tipos de adverbios responden a la información que aportan. Así, se clasifican en adverbios de lugar, de tiempo, de cantidad o grado, de aspecto, de modo o manera, interrogativos, de afirmación y negación, de duda o posibilidad y adverbios relativos.

Este apartado ofrece una clasificación exhaustiva y muy accesible de los tipos de adverbios que existen en español y ejemplos de los adverbios más frencuentes dentro de cada categoría. En la sección de ejercicios puedes poner a prueba lo que sabes.

Ejemplo

Zeichnung

Ayer estuve en un concierto con unos amigos. Raúl y yo llegamos tarde, por eso los demás quisieron esperarnos dentro. Estaban ya bastante cerca del escenario. Pero allí se apretujaban los fans, así que Raúl y yo nos quedamos detrás.

Cuando comenzó el concierto, los fans empezaron a chillar tan fuerte que apenas se entendía una palabra. Pero el público del concierto estaba compuesto mayoritariamente por chicas jóvenes, que ya en la primera canción empezaron a desmayarse. Poco después, pudimos llegar hasta donde estaban nuestros amigos.

Anuncio

Adverbios de lugar

Los adverbios de lugar expresan una relación locativa, una ubicación o una dirección. Responden a las preguntas «¿dónde?», «¿a dónde?» y «¿desde dónde?»

Los adverbios de lugar más frencuentes en español son: aquí, abajo, allá, allí, al lado, arriba, cerca, debajo, delante, dentro, derecha, detrás, encima, fuera, lejos.

Ejemplo:
Los barcos están muy lejos de la costa.
Los juguetes están fuera del baúl.

Adverbios de tiempo

Los adverbios de tiempo ofrecen una referencia temporal, de duración o de frecuencia. Responden a las preguntas «¿cuándo?», «¿cuánto tiempo?», «¿con qué frecuencia?», «¿para cuándo?», «¿desde cuándo?» y «¿hasta cuándo?»

Los adverbios de tiempo más frecuentes en español son: ahora, a menudo, antes, ayer, después, hoy, luego, mañana, nunca, pronto, tarde, siempre, ya.

Ejemplo:
Nunca voy a probar los insectos.
Ayer fui a un cine de verano.

Adverbios de cantidad o grado

Los adverbios de cantidad o grado modifican a los adjetivos. Responden a la pregunta «¿cuánto/a?», y pueden:

  • ser indefinidos: algo, bastante, demasiado, nada, poco, más, menos, suficiente, mucho;
    Ejemplo:
    Las naranjas son bastante grandes.
  • expresar gradación: sobremanera, bien, regular;
    Ejemplo:
    La paella está bien rica.
  • terminar en -mente: extremadamente, notablemente, solamente;
    Ejemplo:
    El sendero es extremadamente peligroso.
  • o constituir locuciones adverbiales y expresar ponderación o evaluación: a más no poder, al máximo, a mares, a todo pulmón.
    Ejemplo:
    Nos esforzamos al máximo.

Adverbios de modo o manera

Los adverbios de modo o manera responden a las preguntas: «¿cómo?» y «¿de qué manera?».

Los más frecuentes son: así, bien, deprisa, alto, bajo, despacio, rápido, difícilmente, estupendamente, fácilmente, especialmente, mal, mejor, peor, regular, etc. También pueden ser locuciones adverbiales: a gatas, a esconciddas, punto por punto, etc.

Ejemplo:
Actuó inconscientemente.
Se marcharon a gatas.

Adverbios interrogativos

Los adverbios interrogativos cuándo, dónde, cómo, por qué y cuánto permiten formular oraciones interrogativas.

Ejemplo:
Me pregunto dónde vive.
—¿Cuánto te gusta? —Muchísimo.

Adverbios de afirmación

Los adverbios de afirmación sirven para reforzar o suavizar una declaración. Los adverbios de afirmación más frecuentes son: ciertamente, cierto, claro, efectivamente, exacto, obviamente, seguramente, sí, también, verdaderamente, etc.

Ejemplo:
Seguramente la comida está fría.

Adverbios de negación

Los adverbios de negación sirven para negar declaraciones y se usan en las oraciones negativas. Los adverbios de negación más frecuentes son: en absoluto, jamás, negativamente, no, nunca, tampoco, etc.

Ejemplo:
Yo tampoco tengo dinero.

Adverbios de duda o posibilidad

Los adverbios de duda o posibilidad denotan inseguridad o incertidumbre con respecto a un curso de acción. Los más frecuentes son: a lo mejor, posiblemente, probablemente, puede, puede ser, quizá(s), seguramente, tal vez, etc.

Ejemplo:
A lo mejor nos vemos mañana.

Adverbios relativos

Los adverbios relativos, junto con los pronombres y determinantes relativos, sirven de enlace entre las oracione relativo y las oraciones principales que las preceden.

relativo deejemplos
cantidad cuanto Come cuanto quiere.
lugar donde, adonde

El bar donde nos conocimos ha cerrado.

El lugar adonde vamos es Patrimonio de la Humanidad.

modo o manera como Baila como sabes.
tiempo cuando La semana pasada, cuando volví de vacaciones, llovió sin parar.

Cuanto

En relativo cuando, sin variación de género y número equivale a todo lo que. Nunca debe escribirse con tilde, a diferencia del adverbio interrogativo cuánto. Se emplea, sobre todo, en registros formales. Con variación de género y número (cuanto/-a/-os/-as) se trata de un determinante o pronombre relativo.

Ejemplo:
Le contó a la policía cuanto recordaba. (Le contó a la policía todo lo que recordaba)

Donde

El relativo donde introduce oraciones subordinadas de relativo que aportan información sobre un lugar. Cuando significa dirección, también puede escribirse adonde o a donde.
Puede combinarse con preposiciones y nunca debe escribirse con tilde, a diferencia del adverbio interrogativo dónde.

Ejemplo:
El bar donde nos conocimos ha cerrado.
El lugar adonde vamos es Patrimonio de la Humanidad.
El pueblo por donde pasa el río es muy turístico.

Como

El relativo como introduce oraciones subordinadas de relativo que aportan información sobre el modo o la manera en que se ejecuta la acción del verbo. Nunca debe escribirse con tilde, a diferencia del adverbio interrogativo cómo.

Ejemplo:
Baila como sabes.

Cuando

El relativo cuando introduce oraciones subordinadas que hace referencia al tiempo. Nunca debe escribirse con tilde, a diferencia del adverbio interrogativo cuándo.

Ejemplo:
La semana pasada, cuando volví de vacaciones, llovió sin parar.

Nota

Además de los adverbios regulares, también existen locuciones adverbiales: combinaciones de varias palabras que funcionan como adverbios.

Ejemplo:
a veces, de nuevo, en absoluto, por suerte, tal vez...