Los grados del adverbio

Introducción

Los grados del adverbio permiten establecer comparaciones entre el modo de darse la acción del verbo. En español existen tres grados de comparación: positivo, comparativo y superlativo, que a su vez distingue entre el superlativo absoluto y el superlativo relativo.

Ejemplo

María corre tan rápidamente como Carolina.

Clara corre más rápidamente que María.

La que más rápidamente corre es Clara.

Clara corre rapidísimamente.

Anuncio

Grado positivo

El grado positivo es la forma básica del adverbio. Es decir, los adverbios en grado positivo denotan una propiedad que aparece sin intensificar.

Ejemplo:
María y Carolina corren rápido.

Grado comparativo

El grado comparativo atribuye a la propiedad denotada por el adverbio una intensidad comparativamente mayor, menor o igual en relación con esa misma propiedad en otra persona o entidad.

Este grado se expresa utilizando los cuantificadores comparativos: tan… como o igual de... que (igualdad), más… que (superioridad) o menos… que (inferioridad).

Ejemplo:
María corre tan rápidamente/rápido como Carolina.
Clara corre más rápidamente/rápido que María.
María corre menos rápidamente/rápido que Clara.

Recuerda

Los adverbios que provienen de adjetivos y han adoptado su forma masculina singular pueden o no emplearse con la terminación -mente. Son adverbios en los dos casos y no deben confundirse con un adjetivo, que sí debe concordar con el sujeto al que modifica. Consulta el apartado Adjetivo o adverbio.

Ejemplo
Clara corre más rápidamente que María. (adverbio) = Clara corre más rápido que María. (adverbio)
Pero: Clara es rápida. (adjetivo)

Excepciones

Algunos adverbios tienen formas comparativas propias:

forma básicaforma comparativa
bien mejor
mal peor
mucho/muy más
poco menos
Ejemplo:
Clara corre mejor que Carolina. No: Clara corre más bien que Carolina.

Grado superlativo

Con el grado superlativo, el adverbio denota una propiedad en su máxima intensidad, ya sea de forma abosluta o de forma relativa.

Superlativo absoluto

Algunos adverbios pueden usarse en la forma superlativa absoluta. El grado superlativo absoluto se consigue añadiendo la terminación -ísimo al adverbio.

Ejemplo:
mucho → muchísimo
tanto → tantísimo

Info

Las palabras solo pueden acentuarse una única vez. Por eso, aunque una palabra lleve tilde en su forma básica, la tilde desaparece cuando se añade la terminación -ísimo, que la rige por ser esdrújula

Ejemplo:
rápido – rapidísimo

Con los adverbios acabados en -mente se usa la terminación -ísimamente.

Ejemplo:
Clara corre rapidísimamente.

Excepciones ortográficas

Para conservar la pronunciación del adverbio en su grado positivo en el grado superlativo, en algunos casos es necesario modificar la ortografía del adverbio:

grado positivogrado superlativo absoluto
cerca cerquísima
poco poquísimo
lejos lejísimos

Superlativo relativo

En los adverbios no existe el grado superlativo relativo como tal. Para expresar un adverbio en este grado es necesario recurrir a una oración de relativo.

Ejemplo:
La que más rápidamente corre es Clara.