La posición del adverbio en español

Introducción

La posición del adverbio depende en Español de lo que se quiera enfatizar en la oración. Existen, no obstante, ciertas pautas que se deben conocer y respetar.

En este apartado conocerás las posibilidades que existen para la correcta ubicación de los adverbios en una oración. Puedes poner a prueba tus conocimientos en la sección de ejercicios.

Ejemplo

Isabel juega al tenis con sus amigos a menudo, y pronto le gustaría comprarse una raqueta nueva. Ayer fue a una tienda de deportes. Había realmente muchas opciones distintas, y como ella no sabía muy bien cual era mejor, pidió consejo a un vendedor.

El vendedor le propuso mostrarle tranquilamente diversos modelos. Isabel pensó que podría elegir fácilmente. Efectivamente, a ella le gustaba más una raqueta que las otras, pero al principio no estaba segura. Después probó la raqueta y, cuando la había probado suficientemente, se decidió y la compró.

Ahora puede ir con sus amigos a jugar al tenis y divertirse mucho con ellos y con su nueva raqueta.

Anuncio

Posiciones posibles

  • El adverbio suele situarse en general después del verbo al que modifica. Esta regla se aplica sobre todo a los adverbios de cantidad y de modo o manera.
    Ejemplo:
    Se divierte mucho con ellos.
  • En los tiempos compuestos, el adverbio no puede colocarse entre el verbo auxiliar y el verbo principal.
    Ejemplo:
    Ella había probado suficientemente la raqueta.
    (y no: Ella había suficientemente probado la raqueta.)
  • Los adverbios que complementan a un infinitivo se sitúan directamente detrás del mismo.
    Ejemplo:
    El vendedor le propuso mostrarle tranquilamente diversos modelos.
  • En las oraciones afirmativas, si el adverbio se refiere a toda la oración, entonces puede colocarse entre el sujeto y el verbo. Algunos de estos adverbios son: casi, incluso, nunca, todavía, también, solo/solamente y ya.
    Sin embargo, en las oraciones negativas el adverbio debe colocarse después del verbo.
    Ejemplo:
    Ella tampoco sabía jugar al tenis.
    No sabía jugar tampoco al tenis.
    No sabía jugar al tenis tampoco.
  • Los adverbios que modifican a un adjetivo u otro adverbio se colocan antes de dicho adjetivo o adverbio.
    Ejemplo:
    Como ella no sabía muy bien cual era mejor, pidió consejo a un vendedor.
  • Muchos adverbios de modo, de lugar o de tiempo pueden colocarse al inicio de una oración.
    Ejemplo:
    Había realmente muchas opciones distintas. → Realmente había muchas opciones distintas.
  • Los adverbios de tiempo pueden ocupar varias posiciones: o bien encabezan la oración, o bien van después del verbo, o bien cierran la oración.
    Ejemplo:
    Mañana saldremos a cenar.
    Saldremos mañana a cenar.
    Saldremos a cenar mañana.