Formación de adverbios a partir de adjetivos

Introducción

La formación de adverbios a partir de adjetivos se hace a través de la terminación -mente o adoptando la forma masculina singular de un adjetivo.

En este apartado conocerás las pautas que debes tener en cuenta para transformar adjetivos en adverbios y las excepciones que existen en español. En la sección de ejercicios puedes practicar lo que has aprendido.

Ejemplo

Carmen estaba sentada plácidamente en una silla y comía tranquilamente un helado. Acababa de empezar a comérselo hacía solo dos minutos y pensaba que su helado estaba realmente bueno. Estaba saboreando verdaderamente el helado.

Por eso Carmen no vio la araña que descendía lentamente detrás de ella colgando de un hilo. Al verla, se asustó enormemente y reaccionó precipitadamente. Pero enseguida Carmen vio que la araña se portaba bien y que ciertamente no le iba a hacer ningún daño. Decidió entonces actuar amablemente y no cazar la araña. Finalmente, Carmen continuó comiéndose el helado y la araña descendió a lo largo del hilo.

Anuncio

Formación

Para transformar un adjetivo en un adverbio hay que tener en cuenta las pautas siguientes:

  • Se toma la forma femenina de un adjetivo calificativo y se añade la terminación -mente.
    Ejemplo:
    Carmen comía tranquilamente un helado.

    tranquilo, tranquila → tranquilamente

    • Si el adjetivo termina en -e o en consonante, se añade simplemente la terminación -mente.
      Ejemplo:
      : Finalmente, carmen continuó comiéndose el helado.

      final → finalmente

    • Cuando en una oración hay varios adverbios consecutivos, solo se añade la terminación -mente al último. Los adverbios anteriores adpotan la forma femenina del adjetivo.
      Ejemplo:
      La araña descendió lenta y silenciosamente.

      lento, lenta → lenta(mente), silencioso, silenciosa → silenciosamente

    • Si el adjetivo lleva tilde, la mantiene en su forma adverbial.
      Ejemplo:
      Carmen estaba sentada plácidamente en una silla.

      plácido, plácida → plácidamente

  • Algunos adverbios adoptan la forma de un adjetivo en su variante masculina singular: bajo, alto, claro, duro, estupendo, fatal, lento, rápido, etc. Estos adverbios se conocen como adverbios adjetivales.
    Como el resto de adverbios, nunca concuerdan con el sustantivo en femenino o en plural, pues a quien modifican es al verbo.

    Ejemplo:
    Los deportistas han jugado duro.
    Las deportistas han jugado duro.
    • En muchos casos, estos nuevos adverbios también pueden emplearse con la terminación -mente.

      Ejemplo:
      Los deportistas han jugado duramente.
  • Algunos adverbios terminados en -mente pueden transformarse en locuciones adverbiales con las fórmulas: con/en/por + sustantivo, y de manera/de modo + adjetivo.
    Ejemplo:
    Carmen decidió entonces actuar amablemente. → Carmen decidió actuar con amabilidad.
    amable → amablemente, con amabilidad, de manera amable, de forma amable

Excepciones

Algunos adjetivos adoptan formas adverbiales completamente diferentes.

adjetivo masculinoadjetivo femeninoadverbio
bueno buena bien
malo mala mal