La derivación apreciativa en español

Introducción

La derivación consiste en la formación de palabras nuevas a través de prefijos o sufijos que se añaden a palabras ya existentes. La derivación apreciativa se refiere al uso de sufijos que aportan una valoración afectiva a la persona o cosa que se designa.

Ejemplo

Esta casucha no me gusta. Estoy más agustito en la nuestra aunque sea un pelín más pequeña. Además está muy deteriorada y nosotros somos muy manazas para poder arreglarla.

Anuncio

Formación

La formación de palabras mediante sufijos apreciativos está sujeta a las reglas y especificaciones siguientes:

  • Algunos sufijos alteran el género de la palabra.
    Ejemplo:
    la película → el peliculón
  • Algunos sufijos apreciativos tienen una variación masculina y una femenina.
    Ejemplo:
    el padrazo
    la madraza
  • Solo se puede usar un sufijo por palabra.
    Ejemplo:
    casa → casita (incorrecto: casitataza)
  • Si la palabra acaba en una vocal átona, se suprime esta vocal al añadir el sufijo. En cambio, si la palabra acaba en una vocal tónica, entonces se añade la letra c entre la palabra y el sufijo. Más adelante se explica esta regla con más precisión.
    Ejemplo:
    mesa → mesita
    camión → camioncito
    Pero:
    coche → cochecito
  • La derivación apreciativa se usa sobre todo con sustantivos y adjetivos.
    Ejemplo:
    vaso → vasito
    lleno → llenito
  • Aunque poco habitual, también pueden derivarse adverbios, interjecciones o cuantificadores.
    Ejemplo:
    prontito (adverbio)
    ojito (interjección)
    poquito (cuantificador)
  • En Latinoamérica se admiten algunos sufijos apreciativos que no admite el castellano; por ejemplo, en adverbios, demostrativos y numerales.
    Ejemplo:
    ahora → ahorita
    cuatro → cuatrito

Tipos de derivación

Hay tres clases de sufijos apreciativos: los diminutivos, los aumentativos y los despectivos.

Los diminutivos

Los sufijos diminutivos se adjuntan a una palabra para expresar una atenuación o disminución de intensidad en su significado. Además de aportar un valor afectivo, señalan que el tamaño es pequeño, que tiene poca importancia, o facilita le uso de un término incómodo.

Rasgos

  • Si la palabra a la que se añaden termina en vocal átona, esta se suprime para adjuntar el sufijo.
  • El sufijo tiene variación de género: termina en -o si la palabra es masculina y en -a si es femenina.

Los sufijos diminutivos

  • -ito/-ita: es el más común. Existe la variación -cito/-cita y -ecito/-ecita.
    Ejemplo:
    gato → gatito
    casa → casita
  • -illo/-illa: uso más frecuente en España, especialmente en Andalucía.
    Ejemplo:
    chico → chiquillo (la letra ‘c’ se convierte en ‘qu’ para matener la misma pronunciación)
  • -ico/-ica: uso en la parte oriental de España y en países caribeños. Existe además la variación -cico/-cica.
    Ejemplo:
    gato → gatico (en vez de ‘gatito’)
    calor → calorcico
  • -ete/-eta: es propio de la zona mediterránea y tiene un uso más informal.
    Ejemplo:
    amigo → amiguete (se añade la letra ‘u’ para matener la misma pronunciación)
    casa → caseta
  • -ín/-ina: tiene un uso más exclamativo que -ito/-ita.
    Ejemplo:
    pelo → pelín
  • -uco/-uca: con sentido afectivo.
    Ejemplo:
    casa → casuca
  • -uelo/-uela: de uso fundamentalmente en España y como variación encontramos los sufijos -ezuelo/-ezuela.
    Ejemplo:
    pícaro → picaruelo
    landrón → ladronzuelo
  • -iño/-iña: propio de regiones del norte de España, principalmente Galicia.
    Ejemplo:
    pobre → pobriño
  • -izno/-izna: suele cambiar la vocal de la raíz.
    Ejemplo:
    lluvia → llovizna

Los aumentativos

Los sufijos aumentativos aportan la idea de exceso o aumento, positivo o negativo, a la palabra a la que se añaden.

  • -ón/-ona: el más común.
    Ejemplo:
    casa → casón
  • -azo/-aza: también se utilizan habitualmente así como sus variantes -tazo/-taza o -azas para sustantivos que se refieren a personas.
    Ejemplo:
    golpe → golpazo / golpetazo
    boca → bocazas
  • -ote/-ota: se utiliza principalmente junto a nombres y adjetivos aplicados a personas y sus variantes son -zote/-zota. Aunque tenga una valor despectivo, este sufijo atenua dicho significado indicando condescendencia o comprensión.
    Ejemplo:
    feo → feote
    amiga → amigota
    camión → camionzote
  • -aco/-aca: se usa fundamentalmente en España y tiene un cierto carácter peyorativo.
    Ejemplo:
    libro → libraco
    tonta → tontaca

Los despectivos

Estos sufijos otorgan un significado negativo, irónico o desprecio que se utilizan en nombres y adjetivos. Los más frecuentes son:

  • -ucho/-ucha:
    Ejemplo:
    médico → medicucho
    casa → casucha
  • -aco/-aca:
    Ejemplo:
    tipo → tiparraco
  • -acho/-acha:
    Ejemplo:
    amiga → amigacha
  • -ajo/-ejo/-aja:
    Ejemplo:
    pequeña → pequeñaja
  • -ato/-ata:
    Ejemplo:
    ciego → cegato (para facilitar la pronunciación se suprime la ‘i’ del diptongo)
  • -ango/-engo/-anga:
    Ejemplo:
    frito → fritanga
  • -orro/-orra:
    Ejemplo:
    caliente → calentorro (para facilitar la pronunciación se suprime la ‘i’ del diptongo)
  • -orrio:
    Ejemplo:
    boda → bodorrio
  • -ute:
    Ejemplo:
    francés → franchute
  • -ales:
    Ejemplo:
    viejo → viejales