Los grados del adjetivo

Introducción

Los grados del adjetivo expresan la intensidad con la que se dan las cualidades de los objetos o de las personas. En español existen tres grados: el positivo, el comparativo y el superlativo, que a su vez distingue entre el superlativo absoluto y el superlativo relativo.

En este apartado aprenderás a formular correctamente comparaciones en español y conocerás las formas irregulares de algunos adjetivos. En la sección de ejercicios puedes practicar lo que has aprendido.

Ejemplo

María es tan rápida como Carolina. Clara es más rápida que María. Clara es la más rápida. Clara es la corredora más rápida. Clara es rapidísima.

Anuncio

Grado positivo

El grado positivo del adjetivo es la forma básica: el adjetivo carece de modificadores y expresa una cualidad de forma neutra.

Ejemplo:
Marta está triste.
El cuadro es grande.

Grado comparativo

El grado comparativo permite establecer comparaciones entre dos o más entidades. Se construye con los adverbios más/menos o tan + adjetivo + que o como. El adjetivo debe concordar con el sujeto de la oración.

Ejemplo:
Clara es más rápida que María. → comparativo de superioridad
María es tan rápida como Carolina → comparativo de igualdad
María es menos rápida que Clara. → comparativo de inferioridad

Grado superlativo

El grado superlativo de un adjetivo denota un nivel muy alto de la cualidad que describe. Los adjetivos en grado superlativo pueden ser a su vez superlativos relativos u absolutos.

Superlativo relativo

El superlativo relativo designa una persona o cosa que posee cierta propiedad en mayor o menor grado que otra. Se construye con un artículo determinado + más/menos + adjetivo. El adjetivo debe concordar con el sujeto de la oración.

Ejemplo:
Clara es la más rápida.
Clara es la corredora más rápida.
Carolina es la corredora más lenta.
Sofía es la menos rápida del grupo.

Superlativo absoluto

El superlativo absoluto describe un grado muy alto de una cualidad sin establecer ninguna comparación. Se construye añadiendo -ísimo, con sus variantes en femenino y en plural, a la raíz del adjetivo.

Ejemplo:
Clara es rapidísima.
rápida → rapidísima
Fue un examen facilísimo.
fácil → facilísimo

Excepciones

  • Algunos adjetivos exigen la preposición a en lugar de la partícula que para establecer una comparación.
    Ejemplo:
    inferior a
    superior a
    anterior a
    posterior a
  • A la hora de construir el grado superlativo absoluto cabe recalcar las siguientes excepciones ortográficas:
    Positivo Superlativo absoluto
    amable amabilísimo
    antiguo antiquísimo
    amplio amplísimo
    célebre celebérrimo
    cruel crudelísimo
    cursi cursilísimo
    fiel fidelísimo
    frío friísimo
    fuerte fortísimo
    joven jovencísimo
    largo larguísimo
    mísero misérrimo
    noble nobilísimo
    pobre paupérrimo
    rico riquísimo
    sabio sapientísimo
    sagrado sacratísimo
  • Algunos adjetivos tienen formas comparativas y superlativas irregulares:
    Positivo Comparativo Superlativo
    bueno mejor el mejor u óptimo
    malo peor el peor o pésimo
    poco menos -
    mucho más -
    grande mayor el mayor o máximo
    pequeño menor el menor o mínimo
  • Los adjetivos siguientes tienen un significado absoluto y no admiten los grados comparativo y superlativo: eterno, infinito, omnipotente, ilimitado, inmortal, único, muerto, difunto.