El participio y el gerundio en español

Introducción

El participio y el gerundio en español son, junto con el infinitivo, las formas no personales de los verbos. El participio y el gerundio se suelen usar para abreviar oraciones de relativo.

En este apartado te explicamos cómo se utilizan los verbos en participio y en gerundio en español. Practica lo que has aprendido en la sección de ejercicios.

Beispiel

El sábado pasado jugamos la última jornada de la liga de fútbol. Estando lesionados dos jugadores importantes, comenzamos el partido con desventaja. Aún sabiendo que sería difícil, lamentándonos sólo habríamos conseguido perder.

Comenzamos el partido con la portería mirando hacia el sur. Los asistentes al partido estaban emocionados. Debido a la abundante lluvia, el partido quedó suspendido tras el descanso alrededor de 20 minutos.

Conseguimos ganar luchando enérgicamente durante el segundo tiempo y, terminado el partido, nos fuimos corriendo al vestuario para celebrarlo. Saliendo del estadio, nos encontramos con una multitud de seguidores.

Zeichnung

Participio presente o activo

Uso

El participio presente o participio activo ya no se usa como tal. En la mayoría de los casos, se ha convertido en un adjetivo, un sustantivo o una preposición. Actualmente, el participio presente cumple la función de:

  • un adjetivo;
    Ejemplo:
    Debido a la abundante lluvia...
  • un sustantivo;
    Ejemplo:
    Los asistentes al partido estaban emocionados.
  • una preposición: durante, mediante, etc;
    Ejemplo:
    Luchando enérgicamente durante el segundo tiempo…
  • una oración de relativo abreviada;
    Ejemplo:
    Los asistentes procedentes de diferentes lugares…
    En lugar de: Los asistentes que proceden de diferentes lugares...

Formación

El participio presente se puede reconocer fácilmente por su terminación: -ante, -ente o -iente. La forma en que una palabra se transforma hasta adoptar la forma de un participio presente es, por el contrario, bastante irregular.

Ejemplo:
hablar → hablante
oír → oyente
vivir → viviente

Participio

Uso

El participio, también conocido como participio pasivo, se usa:

  • en los tiempos compuestos: pretéritos perfecto y pluscuamperfecto, futuro compuesto y condicional compuesto de indicativo, y pretéritos perfecto y pluscuamperfecto de subjuntivo;
    Ejemplo:
    … solo habríamos conseguido perder.
  • como adjetivo;
    Ejemplo:
    El sábado pasado jugamos la última jornada de la liga de fútbol.
    Los asistentes al partido estaban emocionados.
  • como preposición o conjunción: dado (que), visto que, debido a...;
    Ejemplo:
    Debido a la abundante lluvia...
  • como construcción de participio para abreviar oraciones de relativo en las que el participio hace referencia a un sustantivo de la oración principal;
    Ejemplo:
    No me gustaría estar en un equipo entrenado por él.
  • como construcción de participio para abreviar oraciones de relativo en las que el participio hace referencia a un sustantivo de la oración de relativo;
    Ejemplo:
    Terminado el partido, nos fuimos corriendo al vestuario.
  • en algunas locuciones verbales.
    Ejemplo:
    El partido quedó suspendido.
    El partido se dió por terminado.

Formación del participio

El participio en español se obtiene quitando las terminaciones del infinitivo -ar, -er, -ir, y añadiendo -ado o -ido a la raíz a los verbos acabados en -ar y -er/-ir, respectivamente.

Ejemplo:
hablar – hablado
aprender – aprendido
vivir – vivido

Excepciones:

Algunos participios en español son irregulares.

  • Cuando la raíz de un verbo acaba en vocal, la i de la terminación -ido del participio debe acentuarse. Así se indica que la vocal de la raíz del verbo y la de la terminación son independientes y no forman un diptongo.

    Ejemplo:
    leer – ldo
    traer – trdo
  • Algunos verbos en español tienen dos participios: uno regular y uno irregular. Otros verbos pueden tener además dos participios irregulares. Se trata en todo caso de participios aceptados por la RAE, y pueden utilizarse indistintamente, pues son correctos. La tabla siguiente recoge los verbos más frecuentes de este tipo.
verboparticipio irregularparticipio regular
abrir abierto
decir dicho
escribir escrito
hacer hecho
freír frito freído
imprimir impreso imprimido
morir muerto
poner puesto
proveer provisto proveído
suscribir suscrito/suscripto
ver visto
volver vuelto


Variaciones del participio

Cuando se usa el participio como adjetivo, concuerda en género y número con el sujeto. Se trata, pues, de un participio variable.

Ejemplo:
Los jugadores estaban emocionados.
La jugadora estaba emocionada.
singularplural
masculino -ado/-ido -ados/-idos
femenino -ada/-ida -adas/-idas

Gerundio

Uso

El gerundio es una de las tres formas no personales del verbo en español y su terminación es -ndo. Puede formar perífrasis verbales. El gerundio se usa además para abreviar varios tipos de oraciones como las temporales, causales, modales, condicionales y concesivas:

  • Relación temporal: ¿cuándo?
    Ejemplo:
    Saliendo del estadio, nos encontramos con una multitud de seguidores.
  • Relación causal: ¿por qué?
    Ejemplo:
    Estando lesionados dos jugadores importantes, comenzamos el partido con desventaja.
  • Relación modal e instrumental: ¿cómo?
    Ejemplo:
    Conseguimos ganar luchando enérgicamente.
  • Relación condicional: ¿con qué/bajo qué condiciones?
    Ejemplo:
    Lamentándonos sólo habríamos conseguido perder.
  • Relación concesiva: ¿a pesar de qué condiciones?
    Ejemplo:
    Aún sabiendo que sería difícil, lamentándonos sólo habríamos conseguido perder.
  • con + gerundio para abreviar oraciones subordinadas.
    Ejemplo:
    Comenzamos el partido con la portería mirando hacia el sur.
    (en lugar de: Comenzamos el partido con la portería que miraba hacia el sur.)
  • En algunas locuciones verbales.
    Ejemplo:
    Nos fuimos corriendo al vestuario para celebrarlo.
  • Para unir oraciones.
    Ejemplo:
    Luchamos enérgicamente, ganando así el partido.

Formación

El gerundio se forma con añadiendo -ando a la raíz de los verbos terminados en -ar y -iendo a la raíz de los verbo terminados en -er/-ir.

Ejemplo:
hablar → hablando
aprender → aprendiendo
vivir → viviendo

Excepciones

  • Si la raíz acaba en vocal, la i de -iendo se convierte en una y.
    Ejemplo:
    construir → construyendo
    leer → leyendo
    traer → trayendo
    oír → oyendo
  • Después de ñ y ll, se elimina la i.
    Ejemplo:
    gruñir → gruñendo
    bullir → bullendo
  • El gerundio del verbo ir es irregular.
    Ejemplo:
    ir → yendo

Mostrar los comentarios »

Escríbenos tu comentario